Hábitat suburbano en la región metropolitana

1999. “Hábitat suburbano en la región metropolitana”. Wainstein-Krasuk, O.; Perahia, R. en El Habitar: Laboratorio de morfología. Compiladoras; Giordano-Dángelli 2º Congreso Internacional de Hábitat Latinoamericano. Capítulo de libro. Pp213-218   ISBN 950-29-0639-X

 

Resumen

En la actualidad el desarrollo del hábitat en los suburbios del área metropolitana de Buenos Aires se ha extendido en la región metropolitana en un radio de más de 50 Km. del centro de la Capital, adoptando formas urbanas nuevas para nuestra tradicional estructura de urbanización. Los antecedentes de estos cambios se vinculan al proceso de transformación económica que la Argentina realiza desde 1991 incorporándose a través de los procesos de globalización al mercado internacional con una actuación preponderante en el Mercosur y su Mercado Regional.

Nuestra metrópoli enfrenta hoy problemas muy distantes de las expectativas que desde la Revolución Industrial atrajera hacia ella grandes masas de población. Pobreza , contaminación , inequidad en el acceso a bienes y servicios, congestión del tránsito, ruido, violencia, marginalidad, constituyen algunos de los factores determinantes en los desplazamientos de sectores de la población económicamente pudiente, hacia los suburbios en búsqueda de una mejor calidad de vida y una relación más armónica con el medio ambiente.

Estos nuevos crecimientos vinculados especialmente al transporte vial de alta velocidad y al creciente parque automotriz adoptan formas que difieren de las áreas urbanas tradicionales agudizando el fenómeno de fragmentación física, cultural, ambiental y social exacerbado por la falta de una planificación urbana adecuada y la presión ejercida por el mercado inmobiliario que impulsa sus esquemas urbanísticos sin una visión global del territorio. En ese contexto actual coexisten dos fenómenos espaciales: la concentración de actividades en las áreas centrales y el crecimiento hacia la periferia por fragmentos urbanos. La ausencia de normas permitió el avance de propuestas inmobiliarias de alta rentabilidad que ocasionaron grandes perjuicios al conjunto de la sociedad y en la trama urbana.

La proliferación de estas nuevas formas urbanas y mega emprendimientos distribuidos en el territorio sin ninguna planificación interrumpen el continuo urbano provocando fragmentación espacial y social e impactan sobre el casco antiguo de la ciudad suburbana disolviéndola, apareciendo en cambio manchas de concentración de actividades a la vera de las nuevas autopistas.

El rol del planeamiento estratégico deberá garantizar el Desarrollo Sustentable permitiendo el desarrollo humano y las actividades productivas.

El Estado deberá contar con herramientas básicas que garanticen la gestión democrática del territorio revalorizando y reconfigurando el espacio público estimulando la interacción de la población y la aparición de nuevas modalidades de gestión urban , que incluyan espacios de concertación.

Este trabajo puede ser un aporte tendiente a la revisión crítica del marco normativo vigente o la falta del mismo, de modo que situaciones análogas a las analizadas puedan ser anticipadas a través de una gestión del territorio y ambiental eficiente llevada a cabo por actores responsables.