“El conjunto Monteagudo: ¿Producto o proceso en la construcción social del hábitat?”

2011. “El conjunto Monteagudo: ¿Producto o proceso en la construcción social del hábitat?”. Gerscovich, A.; Tellechea, J. Artículo de Revista CPAU INFO “Pobreza Urbana”. Editorial Suplemento CPAU INFO de la Revista NOTAS CPAU Nª 13. Buenos Aires. Argentina.

Introducción

El acceso a los servicios habitacionales es un proceso complejo en el que intervienen diferentes actores públicos, privados y del tercer sector, que según los diferentes momentos políticos toman relevancia unos u otros.

Las diferentes alternativas públicas de producción de vivienda de los últimos períodos se han enfrentado con las estrategias de la población, que ha creado sus propios espacios de habitación. A partir de una estrategia universal de solución de vivienda “llave en mano”, grupos sociales organizados a través de la movilización y gestión posibilitaron la creación de una base legal innovadora en la política de vivienda en nuestra Ciudad, la Ley 341 de Autogestión de la Vivienda, aprobada en diciembre del año 2000, que llevó a una ampliación de las opciones de las estrategias de reducción del déficit de vivienda.

El Programa, que nació de las luchas y propuestas de organizaciones y movimientos sociales en momentos de graves crisis social, económica y política, se caracteriza por el alto grado de participación de los futuros habitantes en todas las etapas del proceso de producción del hábitat. Reivindica el derecho a vivir en áreas centrales por parte de los sectores de bajos ingresos, con el apoyo de las herramientas de gestión local —créditos individuales o mancomunados— producidas como repuestas a la movilización de población en riesgo de desalojo ante el proceso de renovación urbana iniciado en La Boca, a mediados de la década de los años noventa.

La Ley permite por primera vez, además de a los destinatarios individuales, a las organizaciones sociales la posibilidad de presentarse como sujetos de crédito para el desarrollo de la vivienda y llevar a cabo proyectos de construcción habitacional con la ayuda de equipos técnicos interdisciplinarios. Este proceso abarca tanto las nuevas construcciones y compra de inmuebles como  las de  rehabilitación o mejoramiento. A través de la inclusión en la suma del crédito del valor del terreno del edificio, resulta un menú variado de opciones para el acceso a la vivienda.

Los procesos tendientes a la producción de vivienda, a partir de la sanción de la Ley 341, la modificatoria 964/2002 y sus programas operativos fueron apropiados por un amplio espectro de organizaciones, movimientos, partidos políticos y cientos de familias ocupantes e inquilinas, a pesar de limitaciones burocráticas, ahogos financieros y del incremento sostenido del precio del suelo que actualmente ponen en crisis toda la operatoria. La experiencia paradigmática de esta Ley, por escala y complejidad de las propuestas urbanas pertenece al Movimiento Territorial Liberación (MTL).